Prevención de la desnutrición en la primera infancia


Mantenemos con Nutre Hogar dos programas para prevenir la desnutrición en la primera infancia, La Galleta Nutritiva y los Centros de Comunitarios Nutricionales.

PROGRAMA

Galleta Nutritiva


En alianza con Nutre Hogar desde 1990 proveemos diariamente la Galleta Nutritiva a más de 3,000 niños y niñas en la Comarca Ngäbe Buglé.

Los niños y niñas son monitoreados a través de medidas antropométricas y visitas domiciliarias. Se proveen de desparasitantes cuando es necesario. Nutre Hogar complementa este programa de la Galleta Nutritiva con sus programas comunitarios que incluyen huertos familiares, capacitación para el emprendimiento entre otros.

Anualmente se reparten 1.2 millones de paquetes de galletas.

Niños(as) beneficiarios en el 2017

Centros de Recuperación


PROGRAMA

Centros comunitarios Nutricionales de Nutre Hogar


Son instalaciones localizadas en comunidades atendidas por Nutre Hogar mediante líneas de trabajo dirigidas a la primera infancia y allí se desarrollan además programas para ayudar a las familias a mejorar la situación de pobreza extrema en que se encuentran sumergidas.

Apoyamos a Nutre Hogar con el mantenimiento del centro de Cabuya en la Comarca Ngobe.

Líneas de trabajo de los Centros comunitarios nutricionales

Alimentación complementaria y almuerzos balanceados

Diariamente se distribuyen galletas y cremas nutricionales en diversas comunidades. Además reciben almuerzos balanceados preparados por madres comunitarias.

Salud y control del peso-talla de beneficiarios

Periódicamente el personal técnico de Nutre Hogar realiza un control del peso-talla de los beneficiarios , revisa el estado de salud de los niños y niñas del programa y les suministra vitaminas, desparasitantes y micronutrientes de acuerdo a sus necesidades nutricionales.

Además, durante el año se organizan giras de salud con el apoyo de universidades y clubes cívicos, las cuales cuentan con el apoyo del Ministerio de Salud. En cada gira se atienden miles de pacientes entre adultos, mujeres y niños beneficiando a la población.

Estimulación temprana

Se considera una de la líneas de trabajo más importante del programa la cual es apoyada por organismos de cooperación, quienes a través de su personal especializado, asesora y capacita a las madres comunitarias responsables del programa.

Se trabaja también con los padres de familia de los beneficiarios para que aprendan a cantarle, darle amor, afecto y protección a sus hijos.

Las instalaciones cuentan con el equipo y mobiliario necesario para la estimulación y periódicamente se envían materiales y juegos para garantizar la calidad del programa.